fbpx

LA MEDIA NARANJA…MI OTRA MIRADA

 

 

 

 Hoy os invito a reflexionar y cuestionar una creencia, que yo en primera persona he experimentado y estoy transformando cada día para mí propio bienestar y el de los que me rodean.

 

He buscado la definición literal de dos conceptos que me ayudan a poder explicaros la idea de hoy y que son, el concepto de DEPENDECIA y el concepto de AUTONOMÍA:

 

DEPENDENCIA: Conjunto de necesidades y/o deseos insatisfechos que de forma desplazada creemos que  otros/as tiene la obligación de cubrir y ¿por qué creemos eso? Porque en algún momento de nuestra vida hemos introducido en nuestra mente la idea de que “yo no puedo, no valgo por mí mismo para satisfacerlos”

…..¿Se os ocurre qué ACTITUDES pueden estar relacionadas con este concepto? A mí se me vienen a la mente dos: ACTITUD SUMISA Y ACTITUD CONTROLADORA.

 

AUTONOMÍA: Proviene del vocablo latín auto que significa “uno mismo” y nomos que quiere decir “norma”, esto nos indica que la autonomía es la capacidad que tiene una persona de establecer sus propias normas y regirse por ellas a la hora de tomar decisiones. Es la capacidad que tiene un individuo de sentir, pensar y tomar decisiones por sí mismo. Este concepto abarca una serie de características referentes con la autogestión personal: la autoestima, la actitud positiva ante la vida, el análisis correcto de las normas sociales y la autosuficiencia.

…..¿Y qué ACTITUDES pueden estar relacionadas con este otro concepto?  A mí me llegan otras dos: ACTITUD ASERTIVA Y EMPATICA y CAPACIDAD DE DISCERNIMIENTO.

 

Las creencias limitantes que yo descubrí que se “instalaron” en mi mente, una vez más a través de lo que yo veía, escuchaba y percibía de mi entorno (mamá, papá, colegio, sociedad, la religión…) eran de este tipo:

 

  • “Los demás tienen cualidades-capacidades-herramientas que yo no tengo y que no puedo desarrollar” ….. ESTOY INCOMPLETO Y EL OTRO ES MEJOR O PEOR QUE YO

 

  • “Necesito encontrar a otro/a que me complemente, que tenga lo que a mí me falta, que haga por mí lo que yo no puedo hacer “….SOY DEPENDIENTE (hablo en todo momento en etapa adulta)

 

*Aquí hago una aclaración y es que en primera infancia esto realmente es así, nacemos dependientes e inmaduros y necesitamos que un ser adulto nos ayude a satisfacer nuestras necesidades. En esa etapa es natural, lógico e incuestionable que esto sea así y si en esta etapa se comprende y respeta esa dependencia por parte de los adultos que acompañan nuestro desarrollo, y nos sentimos amados, respetados y satisfechos al máximo, posteriormente, al convertirnos en adultos no tendremos la necesidad de seguir “reclamando” a los demás y al mundo lo que no nos dieron cuando correspondía.

Una frase de una de mis grandes maestras, YVONNE LABORDA, me ayuda a sintetizar esta idea:

HAY UNA ETAPA PARA RECIBIR (INFANCIA) Y UNA ETAPA PARA DAR (SER ADULTO)

 

  • “Necesito que otro/a me dé permiso y de por buenas mis necesidades y/o deseos para yo poder satisfacerlos” …. NO TENGO CRITERIO PROPIO, NECESITO EL VISTO BUENO DE LOS DEMÁS = BUSQUEDA DE APROBACION

 

¡¡¡CUESTIONEMOS TODO ESTO!!!

¡¡¡DEMOSLE LA VUELTA!!!

 

Llego un momento en el que me pare y dije…Elena, espera, espera, espera…vamos a analizar todo esto…

 

Una vez he superado esa primera etapa de mi desarrollo en la que soy un ser dependiente y me convierto en un ser adulto….

….¿Cómo es esto de que en un momento dado yo tengo una necesidad y/o deseo y resulta que no dispongo de las herramientas necesarias para poder satisfacerlo, que no están a mi alcance?

Esto no tiene lógica para mí…soy un ser humano con unas necesidades concretas, necesidades y/o deseos inherentes a mi condición humana, ¿es lógico que yo por mí  misma no pueda satisfacerlas?

…¿y entonces? ¿qué hago? ¿qué me queda? ¿de verdad “DEPENDO” del otro para siempre? ¿otro/a “TIENE QUE” con los recursos de los cuales dispone y yo se supone que no tengo (porque por algún despiste del Universo nací sin el potencial para desarrollarlos…) dedicarse a satisfacer mis necesidades? O lo que aún me resonaba peor…¿es posible que yo tenga los recursos pero el otro/a “TENGA QUE” dar por válido lo que yo siento que necesito y darme su permiso para que yo lo satisfaga?

 

Observad el mundo a vuestro alrededor…¿qué veis?

  • ¿veis adultos maduros y autónomos acompañando a niños y jóvenes para que desplieguen su máximo potencial interno y enriqueciéndose al mismo tiempo entre ellos haciéndose responsables de su propio desarrollo?
  • ¿o veis adultos inmaduros y dependientes reclamando a otros adultos o lo que es peor, reclamando a los niños y jóvenes, que satisfagan sus necesidades y deseos, culpando a los demás por su insatisfacción personal y buscando desesperados la mirada y aprobación ajena?

 

NUESTRA CAJA DE HERRAMIENTAS ESTÁ LLENA Y COMPLETA

 

¿Qué cualidades, capacidades, virtudes ves en los demás que no reconoces en ti mismo?

¿Has oído alguna vez estas expresiones: “yo soy así” ”esto es lo que hay” “a estas alturas no voy a cambiar” “será la genética” “yo eso no puedo hacerlo” ….

 

Como si algunos “privilegiados” hubiesen nacido con un pack de herramientas sólo disponibles para ellos y otros, ¡qué mala suerte! hemos venido a este mundo sin ellas y es lo que hay…….¿en serio?.

 

Lo que yo siento y he podido experimentar es que nacemos COMPLETOS, de nosotros depende creerlo y tomar las riendas de nuestras vidas.

 

Imaginaos cualquier cualidad-capacidad inherente al ser humano y pongámosle el nombre de “herramienta” (por ejemplo: la curiosidad, la creatividad, la autoestima, la generosidad, el espíritu crítico, la confianza, la pasión, la motivación, la fuerza de voluntad, la iniciativa……etc).

Pues bien, al nacer, venimos a este mundo con nuestra caja de herramientas completa, todas y cada una de las que podamos necesitar en el transcurso de nuestra vida y junto a la caja, nacemos también con el potencial y/o capacidad necesarios para desarrollarlas al máximo.

¿Qué sucede entonces? ¿por qué algunas personas parecen tener más herramientas a su alcance que otras?

En nuestra infancia, se etiquetaron negativamente un sinfín de recursos propios que traemos con nosotros a esta vida porque no encajan dentro de lo que “es correcto” “está bien” ”es adecuado”….

Os pongo un ejemplo:

Un niño que comienza a desplegar su curiosidad y su espíritu crítico y no para de preguntar a sus papás el ¿por qué? de lo que ve, lo hace incansable, desde su inquietud interna por descubrir el mundo al que ha llegado, no se conforma con la primera respuesta que recibe….¿por qué el sol es amarillo? ¿por qué vuelan las moscas? ¿por qué de noche sale la luna? ¿por qué lloras? ¿por qué te ríes? ¿por qué hay que comer ahora? ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?……..ESTO ES CURIOSIDAD, ESPIRITU CRITICO en todo su potencial, en pleno desarrollo pero………

¿Cómo creéis que se suele nombrar, qué palabras le ponemos a esto los adultos?

  • ¿se parece más a estas?: “qué pesado eres” “déjame ya tranquilo un rato” “ahí que ver este niño que me tiene aburrido/a con tanta pregunta…” “a ver cuándo se pasa la etapa esta del por qué a todo…”

Aquí el termino PESADO, MOLESTO  sustituye al término real que es CURIOSO y la sensación que el niño experimenta es de SOLEDAD, RECHAZO, NEGACIÓN, RETIRADA DE AFECTO….

  • ¿o soléis escuchar más a menudo esta otra versión?: “¿Tienes mucha curiosidad verdad cariño? el mundo es increíble y tú quieres descubrirlo.…verás yo ahora estoy muy cansado/a y necesito un poco de silencio…¿que te parece si cogemos un cuaderno, anotamos esas preguntas y en cuanto yo descanse un rato te acompaño a encontrar las respuestas?

Aquí el adulto asume y acepta su cansancio, se hace responsable de él y hace algo para cuidarse a sí mismo pero esto no implica rechazo alguno a la necesidad del niño, las dos necesidades son validadas y se busca la manera de satisfacerlas. Aquí el término real es aceptado tal cual, CURIOSIDAD y la sensación que experimentan tanto el adulto como el niño es de RESPETO, ACEPTACIÓN, AMOR…

 

 

No hay cualidades buenas o malas en sí mismas, cada cualidad o capacidad que como seres humanos podamos desplegar es maravillosa y muy útil en sí misma, no desprecies ninguna de ellas.

Ahora, siendo adulto, cuestiona los conceptos, párate a pensar ¿qué es lo que estoy realmente necesitando y con qué palabra/s se traduce esa necesidad en mi cabeza? Y desde ahí, cambia el concepto.

En el ejemplo sería algo así…cuando necesito indagar sobre algo que desconozco siento el impulso interno de preguntar sobre ello……pero…¿qué pensamiento se cruza en mi cabeza que me lo impide? “SOY UN PESADO”

Respira, párate, cuestiona ese concepto….rebobina en tu cabeza….a ver…”tengo la necesidad de descubrir algo” y tengo cerca a alguien que sé con certeza que tiene respuestas posibles a mi necesidad….¿soy pesado? ¿de verdad?  ¡¡¡NOOOOOO!!!  “ES TU CURIOSIDAD LLAMANDO A LA PUERTA, ADELANTE, PREGUNTA, BUSCA, ATRÉVETE”

 

Te contaré algo real que me pasó a mí:

Desde niña cuestionaba mucho todo lo que sucedía a mi alrededor y lo hacía en voz alta, cosa que no era del agrado de los adultos que me acompañaban en muchas ocasiones. Cuando yo sentía que no me escuchaban o no me tenían en cuenta, lo que hacía era elevar mi voz hasta decir lo que necesitaba expresar GRITANDO. Pues bien, sólo se nombraba mi grito, lo molesto que era, “eres una gritona y una protestona”, mi incansable ESPÍRITU CRÍTICO no se validó como tal,  se nombró como “rebeldía, protesta” como algo molesto y negativo. Se nombró de tal forma así y yo interioricé de tal modo que “no era adecuado gritar porque haciéndolo no era merecedora de ser amada” que en una ocasión real de peligro, mi GRITO (una herramienta muy valiosa que en aquel momento podría haberme sido muy útil), no pudo expresarse, me quedé muda, no pude pedir ayuda y sufrí las consecuencias.

 

¿CÓMO PODEMOS REVERTIR ESTE PROCESO Y SENTIRNOS DE NUEVO COMPLETOS Y AUTONOMOS?

 

Desde mi experiencia yo he podido hacerlo y sigo haciéndolo desde  la ACEPTACIÓN, EL COMPROMISO y la GRATITUD

1º-Primero ACEPTO: ¿el qué? que lo que no obtuve en la etapa en la que me correspondía recibir, no fue, no pudo ser, los adultos que me acompañaron me dieron lo máximo que tenían, ellos se sentían aún mucho más “incompletos y dependientes” de lo que yo hoy puedo sentirme. Y como la aceptación me invita a la acción..¿qué hago ahora con todo lo que “siento que me falta” para sentirme completo/a?

 

2º-Segundo COMPROMISO: ¿con quién? Conmigo mismo/a, ahora que soy adulto/a me convierto en mi nueva mamá y mi nuevo papá y desde ahí me cojo a mí misma de la mano y empiezo a desplegar esa curiosidad que en infancia no me permitieron para buscarme….para indagar dentro de mí y buscar cómo yo ahora puedo desarrollar y desplegar todas esas cualidades que siento que me faltan.

 

3º-Tercero AGRADEZCO: ¿a quién? A la vida y a todas las personas que en mi momento presente me acompañan porque en ellas tengo la oportunidad de “sentirme completo de nuevo”. Todas esas cualidades que ves en los demás, las puedes ver porque tú las tienes, no puedes percibir en los demás nada que tú no tengas, somos espejos y nos proyectamos constantemente en el otro.

Ninguna persona se cruza en tu camino por casualidad, búscate a ti mismo en el reflejo que el otro te ofrece, transforma lo que se nombró como negativo en positivo, cada encuentro es una oportunidad única.

 

QUIZÁS NO SOMOS TAN DIFERENTES LOS UNOS DE LOS OTROS….

 

¿Qué sucede desde la percepción de que tú y yo somos diferentes y estamos separados?

Competimos, luchamos, nos juzgamos, nos comparamos, uno gana y el otro pierde.

 

¿Qué sucedería si cambiamos la mirada, miramos más allá de lo superficial, miramos en lo profundo del ser humano….crees que ahí somos diferentes?

Cuando miras a otro ser humano a los ojos…¿qué ves?…sus ojos son como un espejo, ves tu imagen reflejada, prueba y quédate ahí un instante…EL OTRO ERES TÚ.

¿Te suena la expresión “LOS OJOS SON EL ESPEJO DEL ALMA”?

 

NO OS HABLO DE CAMBIAR NADA EN NOSOTROS, OS HABLO DE EVOLUCIONAR.

 

Yo quiero sentirme un ser humano completo, autónomo y libre y desde ahí compartir e intercambiar mi experiencia con otros seres humanos completos, autónomos y libres, para enriquecernos mutuamente y seguir evolucionando juntos.

 

 

Share :

WhatsApp
Facebook
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más entradas

Ir arriba
Abrir chat
PIDE TU CITA AQUÍ!!!
PIDE TU CITA AQUÍ!!!