fbpx

LA ENERGÍA «PROTECTORA» DEL ENFADO

El ENFADO era para mí una emoción PROHIBIDA. A diario, aún necesito seguir encontrándome con ella y aceptándola aprendiendo a sentirla desde OTRA MIRADA.

MI OTRA MIRADA AL ENFADO…

En mi proceso de auto-descubrimiento, me ha resultado de gran valor aprender a observar a la emoción del ENFADO cuando despierta en mi interior, como una energía que viene para:

  • PROTEGERME Y CUIDARME
  • AYUDARME A IDENTIFICAR MIS NECESIDADES INSATISFECHAS
  • AYUDARME A DESCUBRIR MIS CREENCIAS LIMITANTES

Y para ello, para mí, es necesario, al sentirlo:

  • PARAR Y NO REACCIONAR IMPULSIVAMENTE DESDE SU ENERGÍA
  • SENTIRLO
  • ESCUCHAR SU MENSAJE: ¿qué necesidad insatisfecha, prioritaria para mí en ese instante, reclama mi atención? y ¿cómo puedo satisfacerla yo misma o cómo puedo pedir ayuda al otro, sin VIOLENCIA?
  • Después, RETOMAR EL CONTACTO Y EXPLICAR MI ENFADO, ponerle palabras, sin necesidad de DEMOSTRARLO, sin ATACAR Y CULPAR AL OTRO y tampoco sin CALLAR Y GUARDAR en mi interior mi insatisfacción, haciéndome así, responsable de ella y mirando a ese otro, como un aliado y no como un enemigo.

El ENFADO es una emoción que esconde:

  • Una insatisfacción personal
  • Un juicio hacia mí misma del tipo:
    • «Yo no puedo satisfacer eso que necesito, tienes que satisfacerlo tú»
    • «Yo no tengo permiso para satisfacer esa necesidad que despierta en mí porque es una necesidad «INCORRECTA», «INADECUADA».

EL ENFADO gestionado desde la CONCIENCIA, PARANDO, TOMANDOME el tiempo necesario para sentirlo y escucharlo, es una emoción que me ayuda a establecer mi propio marco-estructura-espacio de seguridad y protección, me ayuda a informar a los demás de mis NECESIDADES y de mis LIMITES, necesidades sean las que sean, todas ellas ADECUADAS y LEGÍTIMAS y límites que nacen del RESPETO hacia  mis PRINCIPIOS y VALORES como ser humano.

 

Yo sigo aprendiendo, cada día, aún me resulta a veces, una emoción INCÓMODA.

Share :

WhatsApp
Facebook
LinkedIn

4 comentarios en “LA ENERGÍA «PROTECTORA» DEL ENFADO”

  1. Que bueno. La pena es el no darse cuenta de todo eso, y ante el enfado, señalar al otro como culpable de el “me has enfadado” cuando está claro que si todo está en su sitio, no hay lugar para el enfado.
    Gracias por seguir haciéndome pensar.

    1. miotramirada

      A mi también me relaja mirar así al enfado y me ayuda a sentirlo como un «aliado» y no como a un «enemigo. Gracias por tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más entradas

Ir arriba
Abrir chat
PIDE TU CITA AQUÍ!!!
PIDE TU CITA AQUÍ!!!